¿Interesado en estudiar contabilidad?

¿Te gustan los números? ¿Tienes una forma de trabajar y una mentalidad muy analítica? ¿Te gusta administrar bien el dinero? Quizás es hora de que te plantees estudiar contabilidad. Y hoy en día no tienes por qué lanzarte directamente a estudiar la carrera si no estás muy seguro, ya que hay numerosos cursos de contabilidad gratuitos que puedes hacer online para ver si te convence o no.

El término contabilidad a veces se percibe como algo aburrido o rutinario, pero nada más lejos de la realidad. La contabilidad puede ser apasionante y tiene numerosas salidas profesionales en el mercado de hoy en día, tanto en el sector público como privado.

Así que hoy te voy a contar cómo puedes llegar a ser contable en tres sencillos pasos.

Diferénciate del resto

Una de las formas de aprender contabilidad es estudiando el Grado en Economía. Obviamente, esto es fundamental. Sin embargo, piensa que todo el que opta a un puesto de contable habrá estudiado economía. Por ello, si realmente quieres hacer de la contabilidad tu profesión, habrás de diferenciarte del resto. Así que ponte a hacer cursos como un loco, tanto presenciales y de pago como cursos gratuitos online. Hoy en día hay multitud de recursos online que te ayudarán a marcar la diferencia en tu currículum para hacerlo más atractivo a las grandes compañías.

Especialízate

Al igual que en medicina o derecho, en contabilidad es extremadamente importante estar especializado. Todo el mundo puede aprender contabilidad general o básica, incluso sin ir a la universidad. Pero no todo el mundo está especializado. Y mientras más lo estés, más probabilidades tienes que poder trabajar en la rama de la contabilidad que te guste más. Quizás para compañías pequeñas no haga falta estar especializado, pero si quieres optar a un puesto más competitivo y mejor pagado, más vale que elijas qué parte de la contabilidad te gusta y hagas cursos con los que aprender y que certifiquen tus conocimientos.

Recuerda que en general existen dos áreas clave en contabilidad: la contabilidad de gestión y la contabilidad financiera. Dentro de estas áreas es donde se encuentran otros niveles más especializados como el análisis presupuestario, el análisis financiero, etc.

La principal diferencia entre la contabilidad financiera y la contabilidad de gestión es que la financiera nos ayuda a proporcionar información sobre la contabilidad a personas externas a una empresa, mientras que la contabilidad de gestión lo que hace es gestionar las finanzas internas de una compañía.  

Así que decide qué rama te gusta más y elige una especialización.

Haz prácticas para adquirir experiencia

Nadie te va a ofrecer un buen empleo si no tienes experiencia demostrable. Es triste pero cierto. ¿Y cómo adquirimos esa experiencia? Mediante prácticas en empresas. Muchas empresas buscan mano de obra rápida y barata, por desgracia. Sin embargo, esto es algo que de lo que puedes aprovecharte. Dedica algunos meses de tu vida de estudiante o tras finalizar la carrera a trabajar para alguna empresa con contrato de prácticas. De este modo, cuando decidas obtener un trabajo a la altura de tus competencias, podrás demostrar que tienes experiencia y que eres el mejor candidato para el puesto.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *