Aprender un idioma, ¿es realmente necesario?

Aprender un idioma extranjero o una nueva lengua supone mucho más que un simple impulso a nuestro currículum. Te traerá muchísimos beneficios, según asegura Anne Merritt en el diario The Telegraph.

Los estudios fisiológicos demuestran que hablar dos o más idiomas es muy positivo a nivel cognitivo. Parece ser que los cerebros de las personas bilingües funcionan de manera diferente, lo cual ofrece varias ventajas que se presentan a continuación.

Evita enfermedades como el Alzheimer o la demencia

Tras varios estudios sobre el tema, todas las conclusiones coinciden: para los adultos monolingües, la edad media en la que aparecen los primeros síntomas de demencia es de 71 años, mientras que para personas bilingües o multilingües esa edad se retrasa hasta los 75. En todos los estudios se consideraron otros factores como niveles de ingreso o educación, el género y la salud, pero los resultados son claros.

Te vuelves más inteligente

Hablar una lengua extranjera mejora la funcionalidad del cerebro de manera que podemos reconocer y “negociar” significados más rápidamente y comunicarnos en diferentes sistemas de comunicación. Esta habilidad es extrapolable a otras situaciones de resolución de problemas.

Curiosamente, los alumnos que estudian varias lenguas extranjeras tienden a obtener mejores resultados en las típicas pruebas estandarizadas que sus compañeros, especialmente en asignaturas como matemáticas o lengua.

Mejora tu memoria

Es común entre los profesores de idiomas comparar el cerebro con un músculo que mejora con el ejercicio. Aprender un idioma significa memorizar e interiorizar reglas y vocabulario, lo que ayuda a “fortalecer el cerebro”. Este ejercicio mejora la memoria en general, por lo que las personas que hablan varios idiomas tienden a ser mejores recordando secuencias o listas. Muchos estudios demuestran que las personas bilingües son mejores memorizando listas de la compra, nombres, direcciones, etc.

Mejoras tus decisiones

Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Chicago, las personas que son bilingües tienden a tomar decisiones de manera más racional. Cualquier idioma tiene sutiles matices de vocabulario o gramática entre los que hay que tomar decisiones instantáneas, por lo que conocer eso en varios idiomas confiere una mayor habilidad subconsciente para tomar decisiones. Los bilingües confían más en sus decisiones ya que pueden pensar en el segundo idioma y ver si sus planteamientos iniciales siguen teniendo sentido.

Te conviertes en un mejor aprendiz

Aprender un idioma extranjero se centra en la mecánica del lenguaje: gramática, conjugaciones y estructura de oraciones, etc.. Esto te hace más consciente del lenguaje y de las formas en que puede ser estructurado y manipulado. Estas habilidades pueden hacerte un comunicador más eficaz y un editor y escritor más agudo, a la vez que te pueden facilitar el aprendizaje de otros idiomas como el inglés, ya sea en una academia de inglés (http://keepsmilingenglish.com) o en casa con aplicaciones móviles (http://duolingo.com) u otros recursos. Los hablantes de idiomas también desarrollan un mejor oído para escuchar, ya que son expertos en distinguir sonidos fonéticos.

Te vuelves más perceptivo

Este estudio de una universidad española revela que las personas que hablan varios idiomas son mucho mejores percibiendo su entorno. Lo que esto implica es que son más observadores a la hora de procesar la información relevante e irrelevante que le rodea. Además, también son más eficaces detectando información falsa o engañosa.

Y tú, ¿eres bilingüe o multilingüe? ¿Te sientes identificado con alguno de los beneficios de saber más de un idioma? Cuéntamelo en los comentarios.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *