Aprovecha tu día al máximo con estos 3 consejos

En ocasiones, nos encontramos con que nos resulta extremadamente difícil dedicar tiempo a nuestro aprendizaje, ya sea porque existen otras actividades de las que disfrutamos más o por motivos de trabajo o estudios. Pero si algo he aprendido a lo largo de mi vida de estudiante y trabajador, es que, además de que seguir aprendiendo es necesario, siempre hay tiempo para ello. Y si no lo hay, debemos encontrarlo. Pero entonces, ¿qué podemos hacer para encajar ese aprendizaje en una vida tan ajetreada como la nuestra? A continuación te explico 3 cosas que hago yo que quizás te puedan ayudar a ti también.

No te aburras en las colas

Hoy mismo he ido al banco. Han tardado 35 minutos en atenderme entre unas cosas y otras. Pues ahí estaba yo, en la cola del banco con un podcast en alemán aprendiendo vocabulario de la familia. Eso es lo que yo llamo 35 minutos muy bien aprovechados. Si prefieres, puedes utilizar alguna otra aplicación para aprender un idioma, como FluentU o simplemente leer algunos artículos en inglés para mejorar tu comprensión lectora. Creo que se trata de un tiempo que se puede aprovechar perfectamente si ponemos de nuestra parte y si sabemos cómo hacerlo.

Aprovecha el metro o el bus

El trayecto a nuestro lugar de estudio o trabajo es, inevitablemente parte de nuestro día. Cuando vamos o venimos del trabajo, si no lo hacemos andando, siempre llevamos nuestro smartphone o nuestra tablet, ¿verdad? Pues bien, yo te propongo lo siguiente: ¿por qué no utilizas ese tiempo para aprender? Imagina que cada día pasas 30 minutos en el autobús; al cabo de la semana ese tiempo suma varias horas, lo cual es una cantidad respetable para aprender algo, como un idioma, por ejemplo. Al principio, puede que nos cueste un poco habituarnos a este proceso, pero te aseguro que después de un par de semanas, te resultará muy fácil. Simplemente tienes que encontrar la actividad adecuada para llevar a cabo en ese tiempo y en ese medio de transporte.

Aprovechando aún más la cocina

Al igual que nuestro trayecto al trabajo, pasar tiempo en la cocina también forma parte de nuestro día a día. Hay personas que invierten más tiempo, y otras menos (¡como yo!). Pues yo, aunque pase poco tiempo en la cocina, lo aprovecho para revisar algunas lecciones de inglés o alemán con Duolingo. Es muy fácil hacerlo y no requiere mucho tiempo. ¿Qué mejor manera de aprovechar para aprender inglés que cuando estás cociendo unas patatas?

A mí me encantan las apps móviles, y especialmente aquellas diseñadas para aprender idiomas. Me parece que son una manera genial de promover el aprendizaje móvil, es decir, on the go, es decir, que puedes experimentar en cualquier sitio: en el supermercado, en el autobús, en el banco, en la parada del metro, etc. Así que te animo a que encuentres tu momento perfecto para aprender, sea lo que sea, aprovechando esos momentos muertos que experimentamos cada día. No pierdas el tiempo. El tiempo es oro y tiempo perdido es tiempo que nunca vas a recuperar.

Y ahora cuéntame, ¿qué haces tú para aprovechar tu día?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *